fbpx

Venta o Entrega de Fentanilo Abogados en Orlando, FL

Venta o entrega de fentanilo en Florida – Guía de un abogado

La crisis de los opioides ha llevado a una mayor atención en la venta y distribución de fentanilo, un opioide sintético que es entre 50 y 100 veces más potente que la morfina. En Florida, la venta o entrega de fentanilo es un delito penal grave que conlleva sanciones severas. Esta guía tiene como objetivo proporcionar a los abogados una comprensión integral de los elementos, defensas y sanciones asociadas con el cargo de venta o entrega de fentanilo según la Sección 893.13 de los Estatutos de Florida.

Elementos de la ofensa

Para ser condenado por la venta o entrega de fentanilo en Florida, la fiscalía debe probar los siguientes elementos más allá de toda duda razonable:

Posesión de fentanilo

La posesión de fentanilo es un elemento crítico que el Estado debe acreditar. La posesión se puede clasificar en dos tipos:

Posesión real

En casos de posesión real, el acusado tiene control físico directo sobre el fentanilo. Esto podría significar que la sustancia se encuentra en la mano, el bolsillo o al alcance inmediato del acusado. La posesión real suele ser más fácil de probar para la fiscalía porque el fentanilo se encuentra directamente en la persona.

Posesión constructiva
La posesión constructiva tiene más matices. Significa que el fentanilo estaba en un lugar sobre el cual el acusado tenía control, o tenía la capacidad de controlar, incluso si no tenía posesión física del mismo. Por ejemplo, si se encuentra fentanilo en una caja fuerte cerrada con llave de la que sólo el acusado tiene la llave, eso podría considerarse posesión constructiva. Sin embargo, si el fentanilo se encuentra en un área común accesible a varias personas, demostrar la posesión constructiva se vuelve más complicado. Es importante señalar que la mera proximidad a la droga no es suficiente para establecer ninguna de las formas de posesión. La fiscalía también debe demostrar que el acusado era consciente de la presencia del fentanilo y tenía la capacidad de ejercer control sobre él.

Intención

La fiscalía debe demostrar que el acusado tenía la intención específica de vender, fabricar o entregar fentanilo. La intención es un estado mental que puede resultar difícil de probar directamente, pero a menudo se puede inferir a partir de pruebas circunstanciales. A continuación se muestran algunos factores clave que pueden indicar la intención:

Cantidad de fentanilo

Una gran cantidad de fentanilo, más de lo que se consideraría para uso personal, puede ser un fuerte indicador de la intención de vender o distribuir.

Presencia de parafernalia

La presencia de elementos comúnmente utilizados en la distribución de drogas, como básculas, bolsas o dispositivos de medición, también puede sugerir una intención.

Transacciones Financieras

La evidencia de transacciones financieras, especialmente las grandes o frecuentes, puede indicar una operación comercial. Esto puede incluir efectivo físico, registros bancarios o transacciones digitales como transferencias de criptomonedas.

Evidencia de comunicación

Los mensajes de texto, correos electrónicos o conversaciones grabadas sobre la venta o distribución de fentanilo pueden ser pruebas convincentes de la intención.

Convicciones previas

Si bien no es definitivo, a veces se puede utilizar un historial de delitos relacionados con drogas para establecer un patrón de intención, aunque esto puede variar según la jurisdicción y las circunstancias específicas del caso.

Observaciones y testimonios

Para establecer la intención también se pueden utilizar relatos de testigos o imágenes de vigilancia que muestren al acusado participando en actividades comúnmente asociadas con el tráfico de drogas.

Ubicación

El lugar donde se encuentra el acusado también puede ser un factor. Quedarse atrapado en una zona conocida por la actividad de drogas puede contribuir a la prueba de intención.

Tarjetas, flyers, carteles personalizados

El acusado realmente vendió, fabricó o entregó el fentanilo, o estaba en proceso de hacerlo. Este elemento suele probarse mediante pruebas directas como imágenes de vigilancia, testimonios de testigos o el intercambio real de la sustancia por dinero.

El último elemento que debe probarse es que el acusado realmente participó en el acto de vender, fabricar o entregar fentanilo, o estaba en proceso de hacerlo. Este elemento puede comprobarse mediante diversos tipos de pruebas:

Evidencia directa

Esto incluye relatos de testigos presenciales, videovigilancia o grabaciones de audio que capturan al acusado en el acto de vender, fabricar o entregar fentanilo.

Evidencia transaccional

Esto podría ser un registro de transacciones financieras, como extractos bancarios o transferencias de moneda digital, que se correlacionan con la supuesta venta o entrega de fentanilo.

La evidencia física

La presencia de fentanilo en un vehículo, casa u otro lugar relacionado con el acusado, especialmente si está empaquetado de manera compatible con la distribución, puede utilizarse como prueba de la acción.

Testimonio de aplicación de la ley

Los oficiales que arrestaron o agentes encubiertos que formaron parte de una operación encubierta pueden testificar sobre sus observaciones o interacciones directas con el acusado.

Testigos corroborativos

Otras personas que puedan testificar haber visto al acusado participar en la venta, fabricación o entrega de fentanilo pueden proporcionar pruebas adicionales.

Horario y ubicación

La hora y el lugar del arresto también pueden ser factores para probar la acción. Por ejemplo, ser sorprendido en el acto en un lugar conocido por la actividad de drogas puede fortalecer el caso de la fiscalía.

Cadena de custodia

Mantener una cadena de custodia clara e ininterrumpida para cualquier fentanilo incautado es crucial para la fiscalía. Cualquier laguna podría brindarle al abogado defensor la oportunidad de cuestionar la validez de las pruebas.

Al comprender a fondo lo que constituye una “acción” en el contexto de una carga de venta o entrega de fentanilo, podrá comprender mejor las complejidades que implica probar este elemento. Esto es crucial tanto para los profesionales del derecho como para las personas que enfrentan tales cargos, ya que informa las estrategias y defensas que pueden emplearse.

Definiciones

  • Posesión real: Control físico de la sustancia, como llevarla en el bolsillo.
  • Posesión constructiva: La sustancia estaba en un lugar donde el acusado tenía control sobre ella, o la capacidad de controlarla, incluso si no tenía posesión física.
  • Intención: Objetivo consciente de realizar una conducta específica.

Sanciones por venta o entrega de fentanilo en Florida

En Florida, la venta o entrega de fentanilo se considera un delito grave de segundo grado, lo que lleva a graves multas. Estos incluyen hasta 15 años de prisión o libertad condicional y una multa de $10,000.

Cargo Nivel de severidad Pena máxima
Venta o Entrega de Fentanilo Nivel 5 (o 28 puntos) 15 años de prisión o libertad condicional y una multa de $10,000

El cargo conlleva un nivel de gravedad de 5 (o 28 puntos) según el Código de Sanciones Penales. Suponiendo que no existan circunstancias agravantes (como condenas penales previas), no existe una sentencia obligatoria mínima. Esto significa que aunque el juez puede sentenciarlo hasta la sentencia máxima permitida, el juez no está Requisitos para ordenar cualquier cantidad de tiempo en prisión.

Además, bajo Segundo. 322.055, Estatutos de Florida, la corte debe suspender su licencia de conducir por 6 meses si es condenado por Venta o Entrega de Fentanilo. Sin embargo, el tribunal puede permitirle obtener una licencia restringida solo para fines comerciales si lo justifica una "circunstancia imperiosa".

Cómo luchar contra un cargo de venta o entrega de fentanilo en Florida

Enfrentar un cargo de venta o entrega de fentanilo en Florida es un asunto grave que puede tener consecuencias que alteran la vida. Es crucial comprender sus derechos legales y las defensas disponibles para usted. En Leppard Law, nos especializamos en defender a los clientes contra dichos cargos. A continuación, describimos algunas estrategias y defensas clave que se pueden emplear para luchar contra un cargo de venta o entrega de fentanilo.

Probar la intención de vender

El Estado debe ir más allá de demostrar la mera posesión de fentanilo para probar un cargo de posesión con intención de vender. Deben demostrar que la posesión era para algo más que un uso personal. Los factores que podrían indicar la intención de vender incluyen:

  • Grandes cantidades de la sustancia.
  • Presencia de parafernalia como balanzas o bolsitas.
  • Mensajes de texto o comunicaciones relacionadas con la venta.
  • Observaciones de transacciones o intercambios

Posesión real o constructiva

Uno de los elementos clave que el Estado debe probar es que usted tenía posesión real o implícita de fentanilo. Comprender los matices de estos tipos de posesión puede ser crucial para tu defensa.

Posesión real

En casos de posesión real, el fentanilo debe encontrarse en su persona. Esto podría significar que estaba en su bolsillo, en una bolsa que llevaba o incluso en su mano en el momento del arresto. La posesión real suele ser más fácil de probar para la fiscalía porque la evidencia es directa y tangible. Sin embargo, aún se pueden presentar defensas, como cuestionar la legalidad de la búsqueda que condujo al descubrimiento del fentanilo.

Posesión constructiva

La posesión constructiva es más compleja. Implica que usted tenía control sobre el fentanilo o el área donde se encontró, incluso si no estaba físicamente encima de usted. Por ejemplo, si se encuentra fentanilo en su casa, automóvil o una unidad de almacenamiento registrada a su nombre, se le podría acusar de posesión constructiva. Sin embargo, la fiscalía también debe demostrar que usted era consciente de la presencia del fentanilo y tenía la capacidad de ejercer control sobre él.

Posesión conjunta

En algunos casos, el fentanilo se puede encontrar en un lugar donde varias personas tienen acceso, como un vehículo compartido o una sala de estar común. A esto se le suele denominar “posesión conjunta” y puede complicar el caso de la fiscalía. Si no está claro quién tenía control sobre el fentanilo, puede resultar más difícil para el Estado demostrar posesión implícita contra un solo individuo.

Impugnación de reclamaciones de posesión

Ambos tipos de posesión pueden impugnarse de diversas formas:

  • Registro e incautación ilegal: Si el fentanilo se descubrió durante un registro ilegal, cualquier prueba obtenida puede ser inadmisible ante el tribunal.
  • Falta de conocimiento: Si puede demostrar que no estaba al tanto de la presencia del fentanilo, esto podría anular el elemento de posesión.
  • Posesión Temporal: Si puede demostrar que su posesión fue temporal y únicamente con el fin de disponer de ella, puede tener una defensa válida.

Comprender las complejidades de la posesión real y constructiva puede afectar significativamente el resultado de su caso. En Leppard Law, nuestros abogados experimentados pueden ayudarlo a navegar estas complejidades para montar la defensa más efectiva posible.

El concepto de disposición legal puede ser una defensa única y a veces mal entendida en casos relacionados con la venta o entrega de fentanilo. Esencialmente, esta defensa argumenta que su posesión de la sustancia fue temporal y únicamente con el fin de eliminarla legalmente. Aquí hay algunos aspectos clave a considerar:

La eliminación legal se refiere al acto de poseer una sustancia controlada como el fentanilo con la intención exclusiva de eliminarla de forma segura y legal. Esto podría significar entregárselo a las autoridades, a un centro médico o utilizar un servicio de eliminación de drogas designado.

Periodo de Tiempo

El plazo entre la adquisición de la sustancia y su eliminación prevista puede ser crucial. Cuanto más corto sea el tiempo, más fuerte podrá ser tu defensa. La posesión prolongada sin intentos de deshacerse de la sustancia podría debilitar esta defensa.

Documentación y Testigos

Si es posible, tener documentación o testigos que corroboren su intención de deshacerse del fentanilo puede fortalecer su caso. Esto podría ser en forma de mensajes de texto sobre planes de eliminación o de un testigo que pueda testificar que estaba de camino a una instalación de eliminación.

Leyes y reglamentos estatales

Es importante conocer las leyes y regulaciones estatales sobre la eliminación de medicamentos. Algunos estados pueden tener procedimientos específicos sobre cómo se deben eliminar las sustancias controladas, y no seguirlos podría socavar su defensa.

Carga de la prueba

Recuerde, la carga de la prueba recae en la fiscalía para demostrar que su posesión no era para disposición legal. Sin embargo, proporcionar pruebas que respalden su reclamo puede ayudar significativamente en su defensa.

Dadas las complejidades involucradas, es recomendable consultar con un abogado experimentado si tiene la intención de utilizar esta defensa. En Leppard Law, nuestros abogados conocen bien las complejidades de la disposición legal como defensa y pueden guiarlo a través del proceso legal.

Otras defensas potenciales

Registro e incautación ilegal

Podemos actuar para desestimar las pruebas obtenidas en violación de sus derechos constitucionales. Por ejemplo, si la policía no tenía una orden de registro válida o si realizó una parada y cacheo ilegal, la evidencia puede ser desechada.

Falta de evidencia de respaldo

Otra estrategia es demostrar que no hay pruebas suficientes para respaldar la acusación. Esto podría implicar demostrar que la sustancia en cuestión no era fentanilo, o que la cantidad era tan pequeña que sólo podía ser para uso personal.

coartada

Si tiene una coartada que pueda verificarse, esto podría servir como una defensa sólida. Una coartada podría demostrar que usted no se encontraba en el lugar donde tuvo lugar la supuesta venta o entrega, lo que arrojaría dudas sobre los cargos en su contra.

Preguntas Frecuentes

¿Existe alguna acción específica que podría probar inadvertidamente la “intención” en el tribunal?

Si bien en última instancia corresponde al tribunal decidir, ciertos comportamientos pueden interpretarse como indicativos de intención. Por ejemplo, las visitas frecuentes a zonas conocidas de drogas, el lenguaje codificado en mensajes de texto o la posesión de grandes cantidades de dinero en efectivo podrían utilizarse como prueba de la intención de vender o entregar fentanilo.

¿El tipo de envase del Fentanilo puede afectar mi caso?

Sí, la forma en que se empaqueta el fentanilo se puede utilizar como prueba en el tribunal. Por ejemplo, si la sustancia se divide en porciones más pequeñas envueltas individualmente, puede considerarse prueba de la intención de distribuirla en lugar de para uso personal.

¿Qué papel juegan los peritos en estos casos?

Los testigos expertos, como los toxicólogos o farmacólogos forenses, pueden proporcionar información crítica sobre las propiedades del fentanilo, sus efectos y sus patrones de uso típicos. Su testimonio puede apoyar o cuestionar el caso de la fiscalía, particularmente en lo que respecta a la intención y la acción.

¿Me pueden cobrar si me atrapan en un vehículo que contiene fentanilo?

Sí, se le puede cobrar si está en un vehículo donde se encuentra fentanilo, especialmente si es el conductor o el propietario del vehículo. Sin embargo, la fiscalía aún debe probar todos los elementos del delito, incluida la posesión, la intención y la acción.

¿Cuáles son las posibilidades de reducir el cargo a simple posesión?

Es difícil generalizar ya que cada caso es único, pero un abogado defensor capacitado puede argumentar a favor de una reducción de los cargos según los detalles específicos de su caso. Factores como la falta de condenas previas, pequeñas cantidades de fentanilo y la ausencia de pruebas que respalden la intención de distribuir a veces pueden conducir a una reducción de los cargos.

¿Cómo afecta la “cadena de custodia” a mi caso?

Una cadena de custodia ininterrumpida del fentanilo incautado es crucial para la acusación. Cualquier brecha o inconsistencia en la cadena puede brindar oportunidades para que un abogado defensor cuestione la validez de las pruebas, lo que podría llevar a su exclusión del caso.

¿Listo para luchar contra su cargo de fentanilo? Elija lo mejor, elija la ley Leppard.

Enfrentar un cargo por venta o entrega de fentanilo puede ser una experiencia que le cambie la vida. Es fundamental contar con un abogado que no sólo comprenda la ley sino que también lo comprenda a usted. En Leppard Law, tratamos a nuestros clientes como a una familia, siempre anteponiendo sus mejores intereses.

¿Por qué elegir la ley Leppard?

No confíe sólo en nuestra palabra. Experimentalo por ti mismo.

Lo que nos diferencia?

  • Relación Personal: En Leppard Law, su caso no es un expediente más. Llegamos a conocerle tan bien como conocemos su caso.
  • Expertise: Hemos sido nombrados "Mejores de Orlando" por defensa penal y de DUI en Thumbtack y Yelp durante seis años consecutivos.
  • Compromiso de la comunidad: Su confianza alimenta nuestro compromiso con la excelencia y nos sentimos honrados de ser parte de nuestra comunidad compartida.

Da el siguiente paso

Lidiar con un cargo penal es estresante, pero obtener la ayuda que necesita no debería serlo. Una llamada a nuestros abogados defensores penales mejor calificados puede marcar la diferencia.

Contáctanos hoy mismo para programar su consulta gratuita. Permítanos brindarle el apoyo y la experiencia legal que se merece.

Nuestras acciones hablan más fuerte

Siempre te respaldaremos. Eche un vistazo a nuestras victorias recientes y compruébelo usted mismo.

Una cultura de excelencia

Nuestros expertos legales cuidadosamente examinados tienen una amplia experiencia como ninguna otra que pueda encontrar.

Evaluación gratuita

Cuando estés listo para hablar, ¡estamos aquí para ti! Obtenga su consulta gratis hoy.